MOVIDA MISIONERA

 

El 28 de mayo se realizó en el salón parroquial encuentro de la comunidad para poder compartir los frutos de las misiones realizadas en el ultimo año y al principio de este.Se presentaron las misiones de Trinidad, Mercedes, Colonia del Sacramento, Libertad y misión realizada en Bolivia. Las presentacióne de fotos fueron enriquesidos por los testimonios de los misioneros...

 


 

 

 

 

 

Hola, soy Octavio para los que no me conocen tengo 14 años, empecé a formar parte de la comunidad cristiana yendo a catequesis y luego participe a de los grupos de perseverancia de la parroquia. El año pasado en enero de 2010 se hizo una misión en nuestra ciudad y de hay fue donde sentí que Dios nos llamó para ser misioneros, desde ahí se formo el grupo misionero al cual asisto. Dos meses antes de la misión no teníamos confirmado la asistencia para la misión, pero gracias a la ayuda de todos los padres y demás personas logramos poder ir. Cuando llegamos a Paraguay que allí fue donde hicimos una escala para salir el otro día, fue muy hermoso y emotivo. Cuando salimos para Bolivia al otro día me sentía con muchas ganas de dar todo de mi, ayudar a mucha gente, y mas que nada me sentía orgulloso por que iba a evangelizar a otro país y eso me sentía mas feliz, ya q el señor me eligió a mi para esto ! Cuando llegue me sentí muy feliz, a lo primero fue un choque cultural un poco fuerte pero de apoco lo fui superando.  
Cuando salía el primer día a misionar me di cuenta de que tengo a agradecer todo lo que tengo , mi familia , mi casa , el trabajo de mis padres y muchas cosas mas , por que al ir a esas casa y escuchar sus historias y ver su situación de vida era muy fuerte .
Me acuerdo que una de esas tardes cuando uno de mis compañeros fue a misionar fue a una casa y le dijeron: mira que en esa casa que hay a la vuelta esta un hombres que se esta muriendo.
Ellos fueron y cuando entraron a la casa encontraron al hombre desnutrido y solitario, le quisieron dar un vaso con agua y no le podía a tragar de tan desnutrido que estaba. El hijo del señor era alcohólico y lo había abandonado. Mis compañeros llamaron a una ambulancia y a médicos para que trataran el caso, ellos vinieron y lo trasladaron al hospital para que se recupere.
El último día de la misión fueron 5 grupos al hospital a hacer visitas y una de esas visitas fue al señor que se llamaba Jesús.
Cuando lo vieron estaba mucho mejor y mas recuperado. Y como esa muchas historias más.

Bueno yo quisiera agradecer a todos nuestros padres, sacerdotes y todas las personas que colaboraron con rifas y demás. Que gracias a ellos fue posible nuestro viaje que fue una experiencia inolvidable :)

OCTAVIO BENITEZ

 

La misión en si marco muchas cosas en mi vida, por ejemplo la gente del lugar tenían muy poco, vivían en casa precarias y daban gracias por lo poco que tienen y nosotros con lo que tenemos pedimos mas y mas, por eso tenemos que ser agradecidos con lo que Dios nos da. También me marco mucho la bondad de la gente no creo haber escuchado a alguno de mis compañeros decir “en tal casa no nos abrieron”, siendo evangelistas, testigos de jeova o de cualquier religión ellos te escuchaban igual y siempre te dejaban entrar.

Ahora toda la gente me conoce me dice “che que cambiado que estas y yo no sé ni que responder más que un “si” medio dudoso porque yo se que la misión hizo cambios en mi pero todavía me falta muchas cosas por vivir, y sé que voy a crecer física y espiritualmente más de lo que ya he crecido gracias a la misión. Y quiero que mucha más gente sienta lo que es una misión porque recibís más de lo que das.

Como también en esa misión me marcó una experiencia que es la de un señor que estaba tirado en una cama sin comer y sin tomar agua hace 1 semana, el hombre tenía 74 años y era piel y huesos nada más y gracias a unos compañeros se pudo llevar al hombre a un hospital y allí se le alimentó bien y hablamos con una familia para que se encargara del hombre que se llamaba Jesús. Cuando nosotros nos vayamos de ahí y por eso decimos que en esa misión se salvó una vida y eso fue la experiencia que más me marcó.

FERNANDO MATTO

 

 

Creo que esta misión fue algo que me hizo ver la realidad de otros países, las necesidades que tienen, pero a pesar de todo esto, ves a cada habitante con una gran sonrisa en el rostro, y vos vas a dar esperanza a cada casa, y son las personas mismas que te la dan a vos. Es increíble en esa ciudad la cantidad de creyentes que hay, es una situación muy diferente a la de Uruguay, ya que cuando tuve la experiencia de misión en mi ciudad, no en todas las casas nos recibían, ni abrían las puertas, pero en cambio allí en Buena Vista en la GRAN  mayoría de las cosas nos recibieron y compartieron con nosotros muchas cosas, eran personas tímidas y tenés que comenzar a "sacarle jugo" vos mismo, y luego, ellos se enganchan, y se abren totalmente. Me acuerdo de una cada que visitamos ya el último día de misionar, donde había un hombre con un problema en la pierna (estaba en silla de ruedas), y hacía un año que esperaba respuestas de los médicos, y no salía de su casa hacía mucho tiempo. A pesar de todo eso, el hombre tenía una esperanza y una fé impresionante, que me dio motivo para agradecerle a Dios, el yo poder caminar. Lo invitamos a la noche cultural y a la misa de clausura. Nos prometió que iba a ir, y así fué. 

Esta misión me ayudó mucho, en el sentido de ser más agradecida con Dios, al ver tanta pobreza, me abrió los ojos y creo que ahora soy más agradecida por TODO lo que tengo.

Doy gracias a Dios por haber podido vivir esta experiencia, gracias a mi parroquia, a mis padres, y a todos los que nos apoyaron, no solo económicamente (a ellos también se les agradece) sino que nos motivaron y nos hicieron tomar conciencia de lo que íbamos a vivir; 15 días misionando fuera del país, amparados por el Espíritu Santo.

 

AGUSTINA SILVEIRA

 



Hola, me llamo Sofia y tengo 14 años.
Bueno, mi experiencia de misión podríamos decir que fue un poco loca, porque desde un principio yo dije que no iba a ir, simplemente por no sentirme preparada; y de un momento para otro me decidí a ir.
Todo rápido, todo de apuro, prepare lo necesario y allá fui sin saber con que me iba a encontrar; después de tanto tiempo de viaje cuando llegamos a Bolivia me pregunté una y otra vez ¿Qué hago yo acá?, por un momento me había arrepentido de ir, solo quería volver a casa, pero después este pensamiento pasó y me focalicé en la misión.
Para mi fue una experiencia muy importante porque marcó un antes y un después en mi vida, ya desde el momento en que llegué y me dijeron donde me alojaba; talvez algunos tuvieron más suerte que yo con el alojamiento por eso otra pregunta que me hacia fue ¿Justo a mi me mandan a quedar en este lugar? Pero con los días y los meses me sigo dando cuenta que hay que valorar lo que uno tiene y no siempre reprochar todo.
Me tocó enfrentar muchas cosas capaz que algunas más difíciles que otras, las cuales tuve que aprender a llevarlas adelante.
“Lo que no te mata, te fortalece” esta frase me hizo reflexionar mucho porque me tocó vivir muchas cosas las me ayudaron a madurar.
Sigo dándole las gracias a las todas las personas que hicieron posible nuestro viaje.
Muchas gracias!

 

SOFIA TARILA

 

Todos los Derechos reservados a Parroquia Nuestra Señora de los Dolores y San isidro Labrador - Libertad -Uruguay - 2010