CATEQUESIS.-

La última consigna de Cristo

La catequesis ha sido siempre considerada por la Iglesia como una de las tareas primordiales, ya que Cristo resucitado, antes de volver al Padre, dio a los Apóstoles esta última consigna: hacer discípulos a todas las gentes enseñándoles a observar todo lo que El había mandado (Mt 28,19ss) El les confiaba de este modo la misión y el poder de anunciar a los hombres lo que ellos mismos habían visto con sus ojos, contemplado y palpado con sus manos acerca del Verbo de vida. (Jn. 1,1)

Al mismo tiempo les confiaba la misión y el poder de explicar con autoridad lo que El les había enseñado, sus palabras y sus actos, sus signos y sus mandamientos. Y les daba el Espíritu para cumplir esa misión.

Muy pronto se llamó catequesis al conjunto de esfuerzos realizados por la Iglesia para hacer discípulo para ayudar a los hombres a creer que Jesús es el Hijo de Dios, a fin de que mediante la fe ellos tengan la vida en su nombre, para educarlos e instruirlos en esta vida y construir así el Cuerpo de Cristo. La Iglesia no ha dejado de dedicar sus energías a esa tarea. (CATECHESI TRADENDAE.- 1 Exhortación apostólica de su santidad Juan Pablo II…..)

5.-“En un sentido más específico, ”globalmente se puede considerar aquí que la catequesis es una educación en la fe de los niños, de los jóvenes y adultos que comprende especialmente una enseñanza de la doctrina cristiana, dada generalmente de modo orgánico y sistemático con miras a iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana”

7.- “ la catequesis está unida íntimamente a toda la vida de la Iglesia. No solo la extensión geográfica, y el aumento numérico de la Iglesia, sino también, más aún, su crecimiento interior, su correspondencia con el designio de Dios, dependen especialmente de ella” (Catecismo de la Iglesia Católica)

 

NUESTRA PARROQUIA.-

Tal cual lo establece el mandato de Jesús, y los documentos de la Iglesia, nuestra Parroquia cumplió desde siempre celosamente esa tarea .

Por haberme criado en el medio rural puedo hablar con propiedad de aquella realidad.

La primera y más importante catequesis la recibimos, con mis hermanos, de nuestros padres, familias aisladas de la ciudad, pero con vínculos familiares muy fuertes, en los cuales los valores cristianos se vivían como regla fundamental de convivencia y amor fraterno hacia adentro y hacia afuera de la familia.

Además, inmersa en esa forma de vida estaba la oración diaria. Eran nuestros padres quienes nos enseñaban a rezar las tradicionales oraciones y las situaciones cotidianas de nuestras vidas.

Nuestro acercamiento a los sacramentos ( comunión, reconciliación, bautismos, confirmación, casamientos) se vivían una vez al año, cuando un sacerdote iba a misionar una semana ( en Santa Paula, hoy establecimiento de Raúl Triay, en camino a Kiyú)

Entre los 8 o 9 años, una catequista rural, ( Belta Díaz, mi tía y madrina) en unos pocos encuentros, ya que las distancias eran largas, nos enseñó de memoria un “Catecismo” ( manual de la época) basado en preguntas y respuestas acerca de las verdades fundamentales de nuestra fe cristiana. Se podrían resumir en el Credo.

Y así un día 8 de diciembre concurrimos a Libertad, a la Parroquia y recibimos los sacramentos de la reconciliación y la comunión en una celebración bastante multitudinaria.

No creo que la realidad fuera muy diferente en las distintas zona rurales abarcadas por la Parroquia.

Me gustaría recordar aquí a Elsa Izmendi de Triay, en Colonia Juan María Pérez, Juanita Travieso y Alicia Ramengui en colonia Italia, Margarita Travieso en Puntas de Valdez, Nélida Arrocha en Bustchental, Elsa Heytens de Pascual en Barrio Pascual, y sin duda muchísimas más que se pierden en la memoria.

En la ciudad de Libertad Doris Borgunder nos ayuda a recordar a Maruja Oteguhi de Aguirre, Ana María Piñeyrúa, Mirta Aguirre, Anita Oteguhi y tantas otras y otros que pasados los años, en el cumplimiento de la vocación recibida el día de su bautismo, se han dedicado por años a esta tarea, y que sería imposible detallar.

Los sitios pueden haber cambiado, los orientadores de las catequistas, las metodologías aplicadas, los manuales, la sociedad, pero lo esencial permanece; el mensaje cristocéntrico que se trasmite.

 

LA PARROQUIA HOY:

Breve reseña de los centros donde se da catequesis hoy.

ZONA RURAL de la extendida región que cubre la Parroquia.

ZONAS

CATEQUISTAS

GRUPOS.

Kiyú

Lila Ibarra, Gimena Pérez

Niños y jóvenes

Juan María Pérez

Susana Prieto

Niños

Alonso Montaño

Irma Morales

Niños y jóvenes

Puntas de Valdez

Daysí Pérez, Cristina Zuco-

Niños

 

Lini, Marta Rodríguez,

Perseverancia

 

Nélida Bozolasco

Jóvenes

Costas de Mauricio

Lia Vilaró

Niños

Km 45, Ruta 1

Mirta Parodi,Daniela

Niños

 

 

 

Perera

 

 

 

Colonia Italia

 

 

Ruta 45

Ana Sellanes Raquel De

Niiños

 

Armas

 

Cap. De Colonia Italia

Juanita Travieso

Niños

 

Isabel Remedios

Jóvenes

 

 

 

Barrio Pascual

Verónica Moreno

Niños

Km 54 Ruta 1

Telcha Montelongo

jóvenes

 

Gladys Acevedo

Preadolescentes

Bustchental (Bidegain)

Daniel ¿Sansesteban?

Niños

 

Nélida Arrocha

 

 

 

 

 

CIUDAD DE LIBERTAD.- Catequesis urbana.

Se da en la Policlínica del Barrio María Julia, los viernes de tarde.

Catequistas: Telcha Montelongo, Ana Jauregui, Belén Vera, a niños.

Por la Parroquia en el Colegio San José, los sábados de mañana. Grupos de niños

NIVEL

CATEQUISTAS

1er año

Ana Pérez, Mabel de Strake,

 

Marta Núñez

2do año

Ema Correa, Raquel García, Marita

 

De León

3 ero año

Cristina Ketchichian, Natalia

 

Shirley Rodríguez. Elida Rodriguez

 

 

 

Confirmación (jóvenes)

En la Parroquia, los sábados de tarde
catequistas. Daniela Ferrari, Telcha Montelongo.

CATEQUESIS DE ADULTOS

Sábados de tarde, en la Parroquia, catequista Raquel Piñeyrúa

Un aporte muy importante a la catequesis lo hace el Colegio San José ( Hijas de la Cruz) quien por ser de orientación católica imparte catequesis en forma integrada a su currículo, desde hace 60 años.

Orientadores de la catequesis son : Padre Antonio y Padre Mariusz.

 

SI SIENTES EL LLAMADO HOY……

En todos los tiempos hubo catequistas que se ofrecieron y se ofrecen a dar de su tiempo, respondiendo a su vocación, al llamado de Jesús para ser educadores en la fe.

Hasta hoy la mies es mucha y los obreros pocos.

Cada año se suma alguna catequista, u otras por razones de la vida no pueden continuar en esa tarea. Y el mandato de Jesús sigue resonando a lo largo de los años. Y nuestra comunidad cristiana trata de cumplirlo.

Las catequistas cambian, los sacerdotes, la sociedad, la metodología, pero el mensaje es siempre el mismo: Id y enseñad…

Si sientes el llamado a integrarte al grupo acércate a la Parroquia, comparte esa maravillosa experiencia de trasmitir el mensaje de Jesús acompañando al inicio a otra catequista, date la oportunidad de descubrirte y de formarte en la tarea para poder así vivir más plenamente tu compromiso cristiano.

 

 

 

 

 
Todos los Derechos reservados a Parroquia Nuestra Señora de los Dolores y San isidro Labrador - Libertad -Uruguay - 2010