Del 3 al 6 de enero de 2011 se realizó en La Floresta (Canelones), el primer Campamento de Jóvenes Oblatos de Uruguay, después de más de quince años de no realizarse. Participaron en el mismo más de 50 jóvenes de todas las Parroquias Oblatas del país: Cerro (Montevideo), Ciudad del Plata y Libertad (San José) y San Gregorio de Polanco (Tacuarembó). El lema del Campamento fue “Sean velas encendidas y no mechas humeantes”, una frase de San Eugenio (el Fundador de los OMI).

La idea de llevar a cabo un Campamento de Jóvenes Oblatos tiene la intención de compartir entre los jóvenes el carisma oblato que viven en sus comunidades durante el año, en sus grupos de jóvenes. El poder integrar a jóvenes de realidades diferentes y a veces antagónicas era nuestra principal ambición. Y hoy podemos decir que se logró, que gracias a Dios, los jóvenes pudieron integrarse y divertirse.

En el campamento hubo distintos momentos orientados al crecimiento de los chicos. Hubo momentos de oración en los que se los invitaba a contemplar más de cerca el Amor que Dios nos tiene, momentos de reflexión personal que los ayudó a examinar su relación con Dios y con la comunidad (se usó el texto Hch 2, 42-47), momentos de trabajo grupal para integrar las distintas realidades y profundizar más el conocimiento del carisma Oblato (una de las actividades fue realizar una representación de las distintas misiones oblatas alrededor del mundo), momentos de expresión en los cuales se los motivó con talleres de música y de expresión plástica a expresarse con libertad, momentos de diversión en que participábamos de juegos, fuimos a la playa, el fogón de la última noche, el “mini baile”; momentos libres en que los chicos aprovechaban para conocerse aún más con las personas de otras parroquias…

Se puede decir que el clima de estos cuatro días fue intenso sí, pero profundamente gozoso, lleno del Espíritu de Dios. Con pocas ganas nos despedimos el último día, abrazos, libretitas para anotar: “¿tenés Facebook?”. “Hasta el año que viene”…

Proximamente podran leer más relatos de este campamento...

 

 

 
Todos los Derechos reservados a Parroquia Nuestra Señora de los Dolores y San isidro Labrador - Libertad -Uruguay - 2010